CASA RURAL MESA DE OCAÑA: Rico patrimonio cultural, arquitectónico y yacimientos arqueológicos

La Mesa de Ocaña es una comarca en el nordeste de la provincia de Toledo y situada en un alto o pequeña meseta sobre el valle del Tajo. La conforman 14 municipios: Cabañas de Yepes, Ciruelos, Dosbarrios, La Guardia, Huerta de Valdecarábanos, Lillo, Noblejas, Ocaña , Ontígola, Santa Cruz de la Zarza, Villamuelas, Villarrubia de Santiago, Villasequilla y Yepes. La población de toda la comarca ronda los cincuenta mil habitantes.

Alojarse en una casa rural Mesa de Ocaña es sinónimo de diversión y cultura, naturaleza y gastronomía.
El patrimonio cultural de la zona es amplio y variado pudiéndose contemplar vestigios de un pasado glorioso como restos de poblados de la edad de hierro como los presentes en Villatobas (La Plaza de Moros) o Santa Cruz de la Zarza (Las Esperillas), restos de fortalezas medievales como las que podemos encontrar en Ontígola (Castillo Oreja) o Dosbarrios (Castillo de Monreal).

También cuenta con un valioso patrimonio cultural eclesiástico donde son dignas de mención, entre muchas otras, las iglesias de Cabañas de Yepes, Ciruelos o Villarrubia de Santiago.
Capítulo aparte merecen las ciudades de Ocaña y Yepes. Ocaña es la capital de la comarca y ha sido declarada conjunto monumental. Destacan la Plaza Mayor construida en el siglo XVIII y que es la tercera más grande de España. No podemos obviar la visita a la Fuente Grande, Palacio de Don Gutierre de Cárdenas, Iglesia parroquial de Santa María de la Asunción o Teatro Lope de

Vega por citar alguno de sus innumerables sitios de interés. Por su parte, la ciudad de Yepes es conjunto histórico artístico y podemos visitar la Puerta de Toledo, la Catedral de la Mancha (Colegiata de San Benito Abad) o la Plaza Mayor entre otros.
Respecto a la naturaleza, nos encontramos con un verdadero paraíso para el senderismo disfrutando de la flora autóctona, caminando entre los pinos, encinas, romero, tomillo en su esplendor. También es posible el avistamiento de animales en su hábitat como halcones peregrinos, milanos reales, zorros o jabalíes.

La gastronomía es otro de los aspectos fundamentales a la hora de visitar la zona. Aquí podremos degustar sus exquisitos platos de caza donde destacamos la perdiz. También podemos optar por el cuchifrito asado o calderetas de cordero así como los estupendos pistos manchegos.
Por todo ello alojarse en una casa rural Mesa de Ocaña es todo un placer para los sentidos.

Añadir un comentario